Diseñado por Freepik

Silicio Orgánico

El siguiente paso

¿Qué es el Silicio orgánico?

Luego del oxígeno, el Silicio es el elemento químico que más abunda en la corteza terrestre, y en su forma orgánica, está también presente en numerosos tejidos del cuerpo, como huesos, músculos y especialmente la piel.

El silicio orgánico es un elemento fundamental de la estructura del tejido conjuntivo, es decir, forma parte de las moléculas que lo componen.

Con la edad el contenido del Silicio Orgánico va disminuyendo como la capacidad de asimilación de los oligoelementos, por lo que cada vez, es más difícil absorberlo de los alimentos. Sumado al hecho de que la alimentación actual, está cada vez más empobrecida en este elemento, es que su carencia actúa negativamente sobre la dermis y los huesos.

Lo cual hace que sea muy utilizado en tratamientos, para ayudar a restaurar la piel arrugada y flácida, entre otras cosas.

Our Exceptional Solutions Image

El Silicio y la Piel

El Silicio es el responsable de la unión de los glicosaminoglicanos y los poliurónicos, es decir, que hace de puente entre estas dos sustancias, determinando la formación estructural del tejido conjuntivo. Existen 500 átomos de silicio por cada molécula de ácido hialurónico y 3 átomos por cada molécula de fibra de colágeno. Esto quiere decir que el silicio es crucial para la presencia de ácido hialurónico y así mismo, para la existencia de fibras colágenas.

Por todo esto, el silicio es imprescindible para mantener firme y sana la estructura de la dermis, su presencia hace que la piel se encuentre más engrosada, elástica y tersa.

El Silicio y la Celulitis

La celulitis es una inflamación del tejido adiposo subcutáneo, que trae como consecuencia una piel con nódulos y flacidez. Es decir, hay una degeneración del tejido conjuntivo de la dermis. El silicio actúa sobre las fibras elásticas y colágenas deterioradas, la dermis se reestructura y la apariencia de la piel de naranja mejora notablemente.

Inicio